11 bateristas del rock mexicano de los 90
Image Here
Una lista de musicos que nos estremecen con su instrumento
  • 4830 vistas
  •  | Rock Alternativo

La batería es el instrumento de percusión que marca el ritmo de cualquier canción, a partir de los sonidos que emergen de este estruendoso instrumento se marca la pauta, la velocidad, la cadencia, inclusive la intención de cada rola y mucho más en el rock, es por ello que una buena base musical se determina de la habilidad de estos músicos que por lo general suelen ser los más enérgicos de la banda, aunque la personalidad se distingue en el método y el punch que le de cada uno al instrumento.

Ahora recordaremos a 11 bateristas que fueron parte de esta generación del rock mexicano de los años noventa, muchos de ellos siguen estando vigentes, a lo mejor no con sus bandas originales pero siguen estando presentes haciendo música, muchos de ellos dejaron la batería e incursionaron a otros instrumentos, pero dejaron huella en su instrumento, conozcamos un poco de ellos.

11.- Jorge Arce “el Gato”: Baterista de Ritmo peligroso desde los años 80, cuando la banda paso de ser el precursor del punk mexicano a una banda completamente latina y precisamente es Jorge Arce quien le imprime este sello con mucha influencia latina a la percusión, inclusive con la afinación del instrumento mucho más aguda que lo que se acostumbraba en el rock mexicano de aquellos entonces, “El Gato” fue el primer baterista de los Caifanes, en su presentación en Abril de 1987 en Rockotitlán, pues tuvo que hacer el paro por que Juan Carlos Novelo de Kerigma, sería el baterista oficial de la banda, aunque días después declinara y entrara ya Alfonso André. Arce ha colaborado con un sinfín de artistas imprimiendo su toque latino y su sonido característico de una percusión muy latina pero con mucho poder que acompaña bien a la distorsión de las guitarras pero que al mismo tiempo hace mover el esqueleto a la hora de interpretar en vivo.

10.- José Luis Paredes “Pacho”: Es fundador de Maldita vecindad y los hijos del quinto patio, un baterista con mucha creatividad, sobre todo para fusionar ritmos latinos, con ska, con afro antillanos pero con el poder del metal y del punk, un músico que dejo impresas sus influencias y su excelente definición en los matizados, con una clara independencia en cada una de sus extremidades, pues la banda le exigía hacer fusiones de ritmos como cha cha cha o salsa que debían explotar con un poco de punk, quien ha ido a un concierto en vivo de la Maldita vecindad sabe que es una banda que arma un buen slam y esto en parte se debe a ese poder que el “Pacho” dejo en esas baterías que grabó hasta su salida en el año 2000, en donde se volcó a la promotoria cultural siendo entre otras cosas director del museo del Chopo y director de la casa del lago en Chapultepec, su legado son esos ritmos que quedaron plasmados en discos como “El Circo” y como “Pata de perro” en donde se puede apreciar la capacidad de las manos de “Pacho” a velocidades considerables para hacer que el público se ponga de pie y no pare de bailar.

09.- Jorge Amaro “Chiquis”: Además de ser baterista, “Chiquis” o “Chix” pa los cuates, es un productor que desde los años 80 ha sido parte fundamental del rock en México, actualmente es el baterista del proyecto Rock en tu idioma sinfónico, junto con Sabo Romo de Caifanes, en donde hacen un repaso por las rolas que marcaron aquella época de los años 80 en donde se abrió un poco a los medios lo que se hacía en la escena, pero “Chiquis” fue más conocido por su batería en el grupo Fobia, a la salida del baterista original Gabriel Kuri, siendo el ejecutor de grandes obras como “Leche” o “Amor chiquito” en donde el sonido de la batería era sutil pero penetrante y con fills de mucha contundencia como aquel en “Veneno vil”, con una combinación de punch y creatividad este músico puso en Fobia un granito de arena para encontrar ese sonido vanguardista que la banda dejo en el corazón de muchos seguidores que aun hoy siguen llenando los foros en donde se presenta la banda.

08.- Elohim Corona: Hijo de Jesús Corona, legendario guitarrista del rock nacional, quienes fundaron la banda ISIS, desde final de los años ochenta, en donde Elohim ya era conocido por armar de una forma muy peculiar su set de batería, el siempre intentaba hacer del instrumento parte del show, modificando tubos, colgando tambores o cambiándolos de posición, así fue como se destacaba en las tocadas de rock en donde la banda ISIS ya era conocida, unos años más tarde se suma a un proyecto junto con Jay de la Cueva, Cha, Iñaki quienes eran parte de Fobia, a un experimento de crear covers de canciones muy populares en una versión de metal y glam rock solo para divertirse, ninguno tenía una idea de lo que Moderatto iba a encontrarse en el camino, resulto que el palomazo se convirtió en todo un hito y cumplieron el discurso que al principio era parte del guion y en realidad se convirtieron en un fenómeno mediático, lo que exponencio el talento de Elohim y logro hacer que las marcas hicieran realidad todas aquellas ideas de hacer personalizadas sus baterías de formas muy locas pero que hoy son parte del sello de este baterista que además se distingue por la rapidez con la que hace sus figuras en el instrumento.

 

07.- Jay de la Cueva: Comienza su carrera en la música desde los 8 años con la banda Microchips en donde toca el bajo, para después en la adolescencia ser parte de un sinfín de proyectos en los que se incluyeron Molotov, Titán, Victimas del Dr. Cerebro entre muchos otros, aunque en el que se le identifico mucho más ya como baterista es en Fobia, en donde sustituye la salida de “Chiquis” Amaro dejando un gran sello a la continuidad de la banda, pues la creatividad musical en la batería de Jay es algo destacable, esto además porque es un músico completo, que toca muchos instrumentos y que le hacen pensar en cada golpe y cada matiz que le da a la batería integrando cada uno de los sonidos a la intención de la canción, por lo que las canciones que ya tenían montadas con otros bateristas Jay las ejecutaba con un toque propio, así como las que se fueron creando posteriormente en donde se escucha una percusión mucho más creativa que juega con los tiempos y que le proporciona juego al bajo y a la guitarra generando ritmos con buena métrica musical.

06.- Enrique Demian “Bugs”: Jumbo una banda de Monterrey que llamo la atención a mediados de los años 90, una banda que tenía una propuesta de rock muy fresca, que estaba influenciado por otras bandas que le daban otro sonido a este rock mexicano, “Bugs” fue fundamental para encontrar este sonido, pues desde la afinación del instrumento que le daba un poco más de identidad californiana al sonido de la banda, con platillos muy poderosos y una fuerza a la base de tarola y bombo, hacían que Jumbo sonara a una banda fuerte sin tener que llegar al punk o inclusive sin ser música de mucha velocidad, el golpe tan fuerte de tarola se puede distinguir en el disco “DD y dale play” en donde se escucha lo mejor de este baterista mexicano, quien al salir de Jumbo se integra a Plastilina Mosh, en donde sustituye los samplers por una batería en vivo, asunto que hace que la banda tenga una nueva forma de presentarse en vivo, al mismo tiempo ha participado en A band of bitches así como baterista de Jonaz en donde la fusión de ritmos también le da un gran punto a favor en el desarrollo de fills con gran creatividad y una gran fuerza de baterista.

05.- Ignacio Gonzalez “el implacable”: Un gran fan de Bonham baterista de Led Zeppelin, el único baterista zurdo de la lista, fundador de la banda de Guadalajara Cuca, quien desde los comienzos saco esta influencia del rock pesado y la imprimió en la banda, combinando la fuerza de la guitarra de Galo Ochoa y la base del bajo de Carlos Avilés, por supuesto que esta combinación debía llevar una voz como la de José Fors y por supuesto esta dosis de violencia, drogas y sexo, una batería con mucha fuerza y mucha velocidad, con los contratiempos siempre abiertos para dar esa rabia en cada golpe, tarolas muy anchas bien apretadas sin llegar a ser agudas, inclusive podría sonar con cierta “distorsión” natural, muchos de los fills de Nacho se han convertido en piezas reto para los bateristas que comienzan a darle al instrumento, memorables intros como “Cara de pizza” o esta entrada de “La balada” que se graba en el tercer disco de la banda “La racha”, un set que no incluye más que 3 toms, el bombo, tarola, un ride, un par de crashes y por supuesto un buen china para generar esos remates de sorpresa agresiva, hasta hoy sigue siendo un baterista considerado como de los más potentes de la escena y su toque ya se distingue para aquellos oídos que son grandes seguidores del rock mexicano.

04.- Ernesto Domene “Bola”: Un músico de Guadalajara, quien incursiona con bandas como Rostros Ocultos o Kenny y los eléctricos, pero que realmente desarrollo una personalidad como baterista con La Lupita, un baterista completo, con esa actitud desenfadada que exige el instrumento, con una afinación muy pegada a lo jazzero, que hace una gran combinación en la base rítmica que le da el bajo con Poncho Toledo, un golpe de bombo contundente combinado con ese golpe de ride en la tarola que le da ese toque funkie a la banda, sobre todo en este segundo material “Que bonito es casi todo” en donde los tres músicos hacen un excelente juego con fusiones matizadas o rolas de completa masacre pero con una identidad muy mexicana que bola hace con estos remates al estilo de “Contrabando y traición” en vivo en donde en redoble emula una ametralladora que sencillamente enchina la piel, del mismo modo aquel disco “Tres D” en donde ya la batería suena a Bola, trae la firma de un baterista que logro incluir ritmos de mambo, punk y jazz en una misma propuesta, un baterista que en vivo emana una energía que era lo que le daba a Héctor Quijada y Rosa Adame esa pauta para poder reflejar en vivo el poder de cada una de las rolas que quedaron plasmadas en estos 4 discos que hicieron como quinteto original.

03.- Alfonso André: Un baterista que tiene un equilibrio de todo lo que debe tener un conocedor de la percusión, entiende de una manera excelsa los momentos de caída, de subida, de matiz, de intención de cada canción, tiene perfectamente estudiados los sonidos de cada tambor, de cada platillo, de cada parte de las baquetas, un baterista que no se conforma con hacer las rítmicas como las marca el manual, un artista que crea atmosferas en cada golpe de tambor, desde las Insólitas imágenes de Aurora, Caifanes, La Barranca, Jaguares y su proyecto solista, de la fuerza de “Avientame” a la delicadeza de “Dime Jaguar” o lo fino de “Afuera”, Alfonso André es un amante de la combinación de los sonidos sin tener que exagerar el tamaño de su set, incluye de pronto elementos como el timbal o los splats para crear diferentes atmosferas, un músico que sabe que la percusión es también parte del argumento de una canción y que no se conforma con un eterno loop de un ritmo con sus momentos de remate, para André los fills pueden ir en cualquier parte siempre y cuando la canción así lo requiera, en definitiva el sonido que le ha dado a cada una de las bandas en las que ha participado es atinado y lleva un sello muy particular que lo hace muy mexicano, pues a pesar de las influencias, la parte arraigada en esa mente musical siempre sobre salen esos sonidos de tradición que al final se imprimen en cada golpe de tambor que ha hecho e estos años de carrera.

02.- Alex González “Animal”: Polémico, querido, odiado, pero cualquiera reconoce su calidad de músico, un baterista que llego de Cuba para convertirse en un músico mexicano, una pieza central del grupo Mana, en donde la batería es en lo primero que uno se fija de esta banda, la excelente combinación de velocidad, fuerza y creatividad para poder hacer de canciones que podrían sonar simples, convertirlas en piezas de gran valor por la aportación a los diferentes ritmos que Alex maneja, además de esa impecable afinación de todo su instrumento, cada uno de los tambores deben estar a la perfección, el oído de Alex González es algo privilegiado, indiscutiblemente escuchar a Mana es disfrutar cada momento de esos pequeños fills que nos brinda “el Animal”, hay de todo, progresiones, destiempos, fills, breaks, uso de los platillos como parte de los tambores, golpes de fill y toda la variedad de métodos para la musicalidad percusiva, lo interesante es que la buena utilización de cada recurso no siempre es una garantía de éxito en la interpretación, pero ese sentimiento musical que tiene González por su instrumento y esos años de trabajo que tienen con Mana, hacen que estas aportaciones sean cautelosas pero que también le impriman algo de sorpresa a cada canción, evidentemente también es el show que da, los malabares con las baquetas, sus baterías personalizadas, su escenario que da vueltas, que saca lumbre y toda esa parafernalia que también le ha sido fundamental para convertirse en uno de los músicos más importantes del mundo en los años 90, Alex también es parte de la banda metalera “De la tierra” junto con Andrés Giménez de ANIMAL y Andreas Kieser de Sepultura, en donde muestra otra forma de pegarle a la batería igualmente talentosa, sin duda es uno de los mejores bateristas en el mundo.

01.- Patricio Iglesias “Pato”: Desde los 16 años Pato fue alumno de Alfonso André, inclusive su primer batería fue una venta del Caifan, una mente que pensaba la percusión como un todo, el jazz estaba en sus venas, la libertad de tempos, la soltura de las manos, la precisión, el matiz controlado y sobre todo esas técnicas de fill que se desarrollaron para crear las mejores aportaciones percusivas del rock mexicano, analizar las canciones de su primer banda Santa Sabina, significa poner atención en cada momento que Pato mueve una baqueta, porque el tempo para el es algo que domina a la perfección, la sincopa está presente todo el tiempo, figuras en cada compas y por eso Poncho Figueroa, Pablo Valero, Jacobo Lieberman, Alejandro Otaola, Sebastian Lach, podían hacer lo que les placiera con sus instrumentos, porque la batería reforzaba el matiz de todo lo que se quería hacer, que decir de lo que hacía por resaltar cada frase de Rita Guerrero, un gozo completo escuchar la música que logro hacer la percusión de Iglesias que más que perfeccionamiento de una técnica se percibe emoción en cada golpe y así como su maestro, tener muy estudiada cada parte de su instrumento, cada golpe con cada parte de sus baquetas, una definición impresionante, además de ser parte fundamental de Santa Sabina, Pato fue parte de Los estrambóticos en donde el tiempo que estuvo, demostró que no debía ser solo en un tipo de música especifica el uso de esta creatividad percusiva, inclusive Pato Iglesias fue el primer baterista que toco con Café Tacvba, emulando lo que la caja de ritmos hacía, sembrando esa semilla de tener a alguien en vivo y sustituir a la tecnología, cumple con todos los atributos para considerarlo uno de los mejores en su ámbito, verlo tocar sencillamente puede dejar perplejo a más de uno, con esos fills que no hacen más que hipnotizar cada momento que plasmo en estos discos que deja de legado al rock mexicano de los noventa.

 

Otros Artículos
Comparte este artículo

 

Oportunidades
Aliados
Artículos Recientes
Próximos conciertos de rock en México 2019
Riff111