Rockeros caminaran hasta la Bas
Image Here
18 aos de la tradicin del rockero guadalupano
  • 18798 vistas
  •  | Rock Urbano/Blues

La fe es parte fundamental del ser humano, el tener este pensamiento reconfortante de sortear la problemática común viendo hacia algo sobre humano que nos cuida, es parte de la idiosincrasia del individuo, la Virgen de Guadalupe no solo representa un símbolo religioso, sino que es esta imagen en la que los mexicanos han volcado este sentir de fe, una imagen que representa nuestra nacionalidad, eso que desde fuera nos cuida, un símbolo maternal que cuida de nosotros, en el mundo, así es como la virgen se ha convertido en esa figura más allá de la religión.

Esta imagen permea en un sincretismo con el rock mexicano como figura que no juzga, es el sentir de una madre que nos respeta en la forma de vestir, de pensar, la música que se escucha, los vicios que nos complacen, esas rebeldías que nos hacen más fuertes día a día y es por ello que la imagen de la Guadalupana es la protectora de los rockeros que a pesar de estar en el siglo XXI en donde se profesaba mayor tolerancia de pensamiento, ideología y forma de ser, sigue habiendo ese estigma de que el modelo del rock es una posesión negativa para la sociedad mexicana.

18 años de tradición de la Peregrinación rockera desde Tlalnepantla hasta la Basílica de Guadalupe atrae a miles de familias, grupos de rock y seguidores del movimiento, una representación socio cultural que llama la atención por su sincretismo. 

 

Es impresionante esa búsqueda de identidad, cada año en la peregrinación rockanrolera, miles de familias caminan al lado de bandas legendarias como Banda Bostik o Juan Hernández o Tex Tex, que agradecen en la Basílica de Guadalupe un año más de vida en el mundo del rock, las playeras negras con los rostros del Vampiro, de Serafín o del Guadaña, abundan en esta caminata, garrafones de agua de naranja, las caguamas frías y los tenis converse bien limpios, llenan las calles desde Tlalnepantla hasta la Calzada de Guadalupe, en donde se ofrece una misa con un lenguaje para la banda, sin juicio, sin ninguna represalia.

Esta peregrinación nace a raíz de uno de los secres de la Banda Bostik, “el Orejón”, quien desde hace 18 años, pide por la salud de su hija y desde entonces ha sido una tradición, un evento en donde la música como plegaria, el rock como discurso de perdón y la banda como elemento de crecimiento hacen que esta caminata sea algo único en su especie, pues año con año la convocatoria de este evento se incrementa y hace que los primeros días de Enero sean el pretexto para salir a las calles a estar orgullosos de su creencia.

Este 18 de Enero del 2020 será la 18va peregrinación, en donde caminaran miles de rockeros llenando las calles del brillo de los estoperoles de la chamarra de cuero o del cinturón, en donde además al final del recorrido habrá una misa especial y para cerrar con broche de oro una tocada que este año encabeza Liranroll, Banda Bostik, Tex Tex y muchas bandas más en lo que se llama el “Festival del rockero Guadalupano”.

Un evento de alto sincretismo cultural que demuestra la búsqueda de identidad y de fe, en una transformación de pensamiento adaptado a un estilo de vida de este siglo, con sus modernidades pero con la necesidad de protección de la familia, una tradición que se comienza a pasar de generación en generación y que los niños que asisten con sus padres  y con sus abuelos, para insertarse como los que sigan esta tradición y la enriquezcan.

La salida de la caminata será a las 11 de la mañana del 18 de Enero del 2020 en el Teatro Algarabía de Tlalnepantla, en donde previamente habrá palomazos y algunas bandas que acompañaran el proceso, la misa será a las 5 de la tarde en la Basílica de Guadalupe y el concierto comienza a las 7 de la noche en el Deportivo Santa Cecilia en Tlalnepantla, checa el cartel completo AQUI

Una experiencia que es única en su género y que tiene muchas lecturas a nivel sociológico y cultural que representan a ese México desconocido que no está mediatizado, que es realmente independiente y que forma parte de este quehacer subterráneo de miles que no están representados en las estadísticas de los gobiernos ni federales, ni estatales, ni municipales.

 

 

 

 

 

Otros Artículos
Comparte este artículo