María Barracuda regresa como solista
Image Here
tras varios años de trabajar en conjunto regresa como solista, completamente revolucionaria
  • 1107 vistas
  •  | Rock Alternativo

Cantante, compositora, mujer creativa con una personalidad fuerte, sus temas en solitario o con el grupo “JotDog” la han llevado a posicionarse como una de las voces más propositivas de la actualidad… ya sea en el rock o en el pop, todos reconocen su talento y celebran su regreso como solista tras 15 años de haber dejado este rol.

Sin duda es un gran paso y que mejor muestra que DAME LA LUNA, su actual sencillo en esta nueva etapa en la cual regresa mayor fuerza, con la solidez de la experiencia, pero relatando su propia historia, sus motivaciones, su fuerza como artista integral.

DAME LA LUNA ya está disponible en todas las plataformas digitales, así como su respectivo video, filmado en espectaculares paisajes desérticos y cuya historia relata el encuentro de dos amantes que sólo pueden verse durante la noche, a causa de un hechizo donde uno de ellos es transformado en ser humano (son cuervos). Intensidad y originalidad es lo que nos transmite no sólo esta canción, sino la propia esencia de esta artista… ella ha tomado la decisión correcta, está de vuelta como solista y afortunadamente para mucho tiempo, con todo para dar, para celebrar y para compartir con el público que deseaba verla nuevamente en esta faceta.

María Barracuda es una artista fronteriza, de Ciudad Juárez, que lleva la fusión de dos culturas en sus letras y su música; México y Estados Unidos se combinan en un estilo propio, ecléctico, donde crea fusiones diversas con tintes country, celtas y a veces orientales sin perder su esencia rockera. Las letras crudas, metáforas siniestras y siempre en pro de la libertad y originalidad.

Su voz es el instrumento que distingue su estilo y su melodía y letras, lo que convierte cada una de sus canciones en una experiencia que conecta con la naturaleza humana como una fotografía del momento que se vive. Artista versátil que conecta y traduce sus propios demonios con los sentimientos y sensaciones de quien la escucha por medio de la música.

 

Otros Artículos
Comparte este artículo