Alejandro Marcovich en el Lunario
Image Here
el guitarrista ofrecerá un recital único
  • 1043 vistas
  •  | Rock Alternativo

Es en 1976 cuando la familia Marcovich llega a México a exiliarse del gobierno argentino, con 16 años el estudiante de Física y música en la escuela superior de la UNAM, con un hermano, Carlos, quien estudió cine en la escuela de la universidad, Alejandro comenzó a trazar su paso en la historia de la música contemporánea mexicana.

A finales de los años 70, forma una banda “Leviatan” en donde Alejandro usaba sus conocimientos en jazz, blues y las corrientes que iban conformando el rock en México, así fue como se adentró en la naciente escena musical que ya tenía varios adeptos desde principios de los años 60.

Conoció a Alfonso André y a su vez a Saúl Hernández a principios de los 80 y comenzaron una historia musical, primero con las “Insólitas imágenes de Aurora” y después con extraños experimentos como “La sociedad de las sirvientas puercas” con las que se comenzaron a dar a conocer en el circuito subterráneo de la ciudad de México.

Alejandro desde el principio destaco por su forma de tocar, por ese perfeccionamiento en la técnica que hacia una guitarra muy particular, metida en tonos que llegaban directo a la sensibilidad de la música, por ello Las insólitas comenzaron a tener un bastión de seguidores quienes se enorgullecían de su banda, de ser fans de esta propuesta que se asemejaba a lo que en otras latitudes se hacía, como Soda Stereo en Argentina.

La banda se disuelve por falta de recursos, como músicos tenían que huesar con otros artistas, uno de los más conocidos es Laureano Brizuela “El angel del rock” quien era un producto pre fabricado por la televisión que dominaba la cultura popular, en donde el rock real no tenía cabida.

En este cruce, nace Caifanes, quienes después de muchos intentos y de mucho trabajo, logran entrar al catálogo de BMG Ariola, gracias a recomendaciones de grandes como Cachorro López o Gustavo Cerati, en este proyecto Alejandro no fue invitado, aunque fuera muy cercano.

Fue así que hasta 1990, en la producción del segundo disco de Caifanes, “El diablito” Marcovich entra a escena, con una madurez en el sonido de su guitarra, mucha personalidad propia que le da un sonido de un misticismo muy arraigado y por ello la banda se consolida como una de las más importantes de los años 90 en el rock en español.

“El silencio” y el “Nervio del volcán” son para Marcovich la concreción de un sonido particular, esa guitarra ya tiene sello, en 1995 por razones personales Marcovich abandona a Caifanes y el acto se convierte en un eterno pleito entre los fans, los músicos y la prensa.

El 14 de Diciembre del 2010, se anuncia el regreso de Caifanes, la reconciliación que muchos esperaban se convierte en una realidad que se concreta el 9 de Abril del 2011 el foro sol es testigo de este regreso.

El 22 de Marzo del 2014 de nuevo Alejandro Marcovich deja Caifanes, se dedica a producir bandas, estar en clínicas, escribe un libro y ahora en su faceta de solista se presentará este 30 de Marzo del 2019 en el Lunario del Auditorio Nacional, en donde ejecutará canciones de los discos de Caifanes en donde participo, repertorio de sus discos “Nocturnal”, “Alebrije” y nuevas canciones que se perfilan para un nuevo disco.

El guitarrista es un referente de la música mexicana con un sonido que le dio personalidad al rock mexicano, además de haber sido parte de producciones para Los Lagartos, Pink Punk, Rita Guerrero, Ultrasónicas, entre otras producciones que lo han hecho un participante activo de esta escena.

El 30 de Marzo será una buena reunión para aquellos que sabemos que esa guitarra es parte fundamental de un sonido que nos ha dado horas de buena música.

 

Otros Artículos
Comparte este artículo
Oportunidades
Aliados
Artículos Recientes
Próximos conciertos de rock en México 2019
Riff111