PANTEON ROCOCO Triunfa en Cuernavaca
Image Here
ACOMPAÑADO POR BANDAS COMO DLD, CAMILO VII, ENTRE OTRAS, EL FESTIVAL HIZO VIBRARA CUERNAVACA PANTEÓN ROCOCÓ HIZO SUYA LA NOCHE DEL FESTIVAL
  • 1040 vistas
  •  | Ska/Latino

ACOMPAÑADO POR BANDAS COMO DLD, CAMILO VII, ENTRE OTRAS, EL FESTIVAL HIZO VIBRARA CUERNAVACA

PANTEÓN ROCOCÓ HIZO SUYA LA NOCHE DEL FESTIVAL

 

Panteón Rococó puso punto final a la segunda edición del Festival, celebrando con el público morelense la salida de su nuevo sencillo “El último ska” que aunque no fue interpretado, si aprovecharon su visita para hablar con algunos medios y refrendar que lo mejor del grupo aún está por venir. El Campo Unión Patriotas fue testigo de una tarde-noche de magia, buena música y convivencia que pese a la lluvia que comenzó con Camilo VII permitió sentir el poder de agrupaciones como Kchiporros, DLD, Gondwana y Rabanes entre muchos más.

 

         Desde la salida del primer grupo, hasta el último, la gente de Morelos supo brindarse al máximo con la fuerza de la música rock en todas sus vertientes. Test OK fueron la banda que abrió el escenario gemelo, haciendo un repertorio breve de 20 minutos que agradaron al público que ya comenzaba a llenar la cancha, para que luego Alex June y los De Nalgas comenzaran a explotar el recinto con la fuerza de su música e irreverencia.

 

         Con arreglos elegantes que remiten al tropical nu-disco, los costarricenses Patterns se han ganado un público en varios países de Centroamérica, donde los temas de Dangerous Intentions, su álbum debut, les han llevado a ganar premios en diferentes momentos de su breve historia y terminaron agradando a la gente con temas del tipo de “Neón”, un sencillo que sigue sonando y con el cual de a poco están conquistando México. Los poblanos Beta no desentonaron en el escenario, con toda una gama musical que abarca una serie de ritmos enmarcados en el rock alternativo que la gente ya identifica, con temas como “Atlas” que sonaron con los coros del público.

 

         Odisseo, originarios de Ecatepec, dejaban en claro que su rock experimental es capaz de provocar a la gente y lo demostraron con canciones como “Sentimental” y “Corazón de acero”, que dejaron un grato sabor de boca que no desapareció tras la salida de LNG/SHT, sorprendiendo a quienes aún no les conocían, gracias a su música a medio camino entre el hip hop y el punk con un Gastón que se veía como pocas veces encantado de disfrutar cada momento sobre el escenario y de la respuesta que su propuesta, ya consolidada, es capaz de ejercer en el público con temas muy explícitos como “El punk arruinó mi vida”.

 

         Los chilenos Chico Trujillo llegaban con su cumbia alegre destacando como siempre su disposición al momento de interpretar cada canción, no en balde son una de las bandas más populares en pisar escenarios europeos gracias a su apuesta muy asequible para cualquier público. En Chico Trujillo esa es una regla y así lo demostró la banda con canciones emblemáticas como “Así es que vivo”, “Reina de todas las fiestas” y “La escoba”. El festival contó con la nueva sensación en donde sea que se pare y que se llama Charles Ans, que desde “Smile”, su primer disco en forma, ha venido representado al rap mexicano con toda decencias y nuevamente el público morelense lo constató con éxitos como “La hoja”, “Si nunca va a amanecer” y por supuesto con su nuevo disco “Sui Géneris”, que se avisora como su ascenso definitivo a la cumbre.

 

         Los panameños Rabanes vienen de grabar un nuevo sencillo con Rubén Blades y retomando su carrera en México, interpretando canciones como “Señorita a mí me gusta su style”, “Perfidia”, “Te jodiste” y “La vida” y en camino de afrontar una nueva aventura musical en su vida. Conocido por canciones como “Felicidad”, “Ignorancia", "Armonía de amor" y “Verde, amarillo y rojo”, el grupo de reggae Gondwana no solo se presentó con un repertorio a prueba de balas, si no que con su energía y buena vibra, demostró por qué es el máximo exponente del reggae roots en su país.

 

         Kchiporros es una banda del Paraguay que en los últimos cinco años han creado en nuestro país una comunidad muy grande de fans. A lo largo de sus presentaciones en México han pisado todo tipo de escenarios y esta fue una presentación especial, en donde lograron descargar sus hits que sirvieron también como parte de su festejo por más de diez años de trayectoria luego de lograr tan buenas críticas luego de su recital en el Plaza Condesa recientemente.

 

         Contrario a lo que muchos pensaban sobre este argentino, Gustavo Cordera dió una cátedra de cómo deben ser los verdaderos conciertos de rock, dejando un mensaje en cada tema que supo cuadrar entre la gente que vitoreó todo lo que hizo sobre el escenario el también apodado “Pelado”. Canciones como “Agua de Rio” o “Me la Juego a Morir” fueron coreadas por el público, pero uno de los momentos que cimbró el suelo del Festival fue cuando recordó viejos tiempos y a sus compañeros y amigos con las canciones de “La Soledad” en las que las gargantas de los presentes explotaron y las lágrimas no faltaron.

 

       Con canciones como “Neón”, “Resplandor”, “Amanecer” y “No te puedo olvidar”, los Camilo VII hicieron lo propio demostrando porque se han consolidado ya como una de las mejores agrupaciones de esta generación, gracias su explosiva mezcla de pop y rock que ya es muy reconocida. Como era de esperarse, la banda DLD que subió al escenario del Festival y que está cumpliendo 2 décadas de existencia eligió temas de todas sus producciones a manera de repaso del soundtrack cotidiano de los amantes del rock nacional: “Animal”, “Arsénico”, “Viernes” fueron algunas canciones en una noche llena de emociones y gritos desgañitados mezclados con otros del tipo de “El Mapa de tus Ojos”, “Mi Vida” del maestro José José, ”Todo Cuenta” y “Por Siempre” que denotaron su madurez y su status de gran banda.

 

Panteón Rococó ponía punto final a una larga y emotiva jornada interpretando éxitos como “La Rubia y el Demonio” con la cual la gente ya estaba entregada, que siguieron la andanada de canciones que son ya éxitos como “Vendedora de Caricias”, “Esta Noche”, “Aquí Nada Paso”, y “La Carencia”, con la cual todo mundo cimbró el campo de futbol, pese al lodo y la llovizna que aún seguía de forma pertinaz pero que nunca logró que la gente bajara los brazos.

 

El Festival demostró, en esta segunda edición y en su aún breve existencia, porqué es una de las grandes apuestas musicales para el estado,. Y han amenazado con regresar en 2019. Ojalá así sea. 

 

Otros Artículos
Comparte este artículo
Oportunidades
Aliados
Artículos Recientes
Próximos conciertos de rock en México 2019
Riff111