Kenny Aviles Ibarra
Rock Urbano/Blues

Kenny Aviles Ibarra

02/sep/1954 - actual

Biografía

18784 vistas

Kenny Avilés Ibarra nace en el seno de una familia grande en Guadalajara, Jalisco, México, siendo hija de Humberto Avilés quien dedicó su vida a la medicina herbolaria y de Ofelia Ibarra, dedicada al hogar, la colonia Chapalita era en donde se desarrolló una infancia muy alegre pues al tener 12 hermanos la casa siempre tenía un calor festivo, las escuelas siempre estuvieron cerca por lo que también los amigos visitaban a los Avilés en la extraña casa que siempre estuvo adornada con motivos aztecas.

Ricardo Ochoa se convierte en su pareja desde que Kenny cumple 18 años, con quien comienza a gestar una carrera en el rock, pues el guitarrista ya tenía bastante experiencia, pues había sido parte de las bandas Náhuatl y Peace and love, bandas que se habían presentado en el Festival de Avándaro.

Kenny siempre manifestó el gusto por la música, a sus padres les comentaba que estudiaría música y nunca se negaron, al contrario el apoyo siempre estuvo a favor de ella y fue así como en 1978 viaja a Los Ángeles a estudiar solfeo, inglés y música en general, desde los primeros meses integro una banda de puras mujeres quienes tocaron en grandes lugares de Hollywood en donde se gestaban las grandes bandas de glam de los 80, la banda estaba integrada por una guitarrista estadounidense y una bajista canadiense, además en la guitarra y como director musical su pareja Ricardo Ochoa.

Fue con esa banda que en 1981 regresan a México para presentarse en varios foros rockeros que comienzan a abrir las puertas a nuevas propuestas, al principio la banda llevaba el nombre de “Kenny and the electrics” por lo que los promotores pensaban que era una banda estadounidense y al ser una banda con 3 mujeres, llamo rápidamente la atención.

Fueron varias las presentaciones en donde la banda logra alternar con bandas como “Dangerous rythm” ahora Ritmo Peligroso, Botellita de Jerez o Three Souls in my mind, en donde se comenzaron a dar cuenta de que la tendencia seria comenzar a hacer canciones en español.

Con Kenny and the electrics logra grabar un disco en donde logran colocar en el radio una canción que se llama “When I meet you”, que confundían con una banda estadounidense a lo que llevo a Kenny a la decisión de cambiar el nombre de la banda a Kenny y los eléctricos, ya en español para entrar en la escena que se gestaba.

En este tiempo las presentaciones en la ciudad de México eran en lugares como el LUCC o el Tutti frutti, en donde comenzaba a gestarse una escena en donde con bandas como CLIP, Mask, Ritmo Peligroso entre muchos otros hacían una especie de colectivo en donde se compartían contactos, se abrían espacios, se prestaba equipo y se hacía lo posible por llevar el rock mexicano a los medios para que crecieran.

Ricardo Ochoa se asocia con el marido de una conductora de televisión Chela Braniff, amiga de Kenny y lanzan el proyecto COMROCK, un sello que se dedicaría al rock mexicano y es así como se firma a Ritmo Peligroso, Los Clip ( ahora Rostros ocultos), Mask ( de Jose Fors ) y Punto y aparte. Es asi como el sencillo “Me quieres cotorrear” comienza a proyectarse en medios masivos mexicanos, comenzando una etapa de difusión del rock hecho en México, el primer proyecto que destaca de COMROCK es el primer disco de EL TRI, “Simplemente”, ya después de la salida de Alex Lora de Three Souls in my mind, siendo Kenny la telonera de esta presentación en varias ciudades de Estados Unidos y Perú, en donde se comienza a colocar en el mote de la precursora de la mujer rockera en el país.

El video clip producido por Julio Aguilera, era una innovación para los medios de comunicación, por lo que le dieron salida en muchos canales juveniles, pues los colores fluorescentes y los estilos al modo de Pat Benatar o Cindy Lauper, quienes eran mujeres que imponían moda en el mundo, así lo hacía Kenny, además de que ella era quien confeccionaba su vestuario lo que hacía que se distinguiera de los demás.

En 1986 se produce el disco “Juntos por el rock”, producido de nuevo por Ricardo Ochoa, este lo lanzan en inglés y en español, con un tema “A woman in love”, canción que posteriormente graba Luz Casal bajo la producción de Miguel Ríos, con este disco se rompe el record de audiencia de un concierto de rock mexicano en Perú, con más de 10 mil personas.

Durante todo este tiempo en que Kenny dedico a estar de gira y en presentaciones de televisión, los músicos que querían dedicarse al rock, comenzaron a presentarse con la banda para ser parte de los eléctricos, por lo que gente como Lino Nava, Aleks Syntek, Jorge Amaro, Sabo Romo, Federico Fong, Alejandra Guzmán, entre otros 56 músicos han sido parte de la historia de Kenny y los eléctricos, además muchos de los grupos como Caifanes, se asociaban con ellos para realizar tocadas, pues muchos no contaban con el equipo técnico para presentarse.

Rockotitlán fue uno de esos semilleros, en donde Kenny veía músicos para jalar a su banda y sonar mejor, así fue como conformaba a su equipo de músicos.

En 1988 graban el disco “No huyas de mi” bajo la producción ejecutiva de Luis de Llano, amigo de Ricardo Ochoa, conocidos desde el Festival de Avándaro, este disco se convierte en un parte aguas para el rock hecho en México, pues se hace altamente mediático y abre la posibilidad a otras bandas a entrar a esta dinámica, como Botellita de Jerez o Caifanes.

Se graba un musical producido por Lalo Fernández que literal le dio la vuelta a Hispanoamérica, pues fue uno de los primeros videoclips de programas de televisión que se producían y se abría el rock a los medios masivos.

Los tiempos favorecían a la proliferación de los conciertos masivos en México, así es como Kenny y los eléctricos se convierten en una de las bandas con más seguidores en el país, al grado de compartir escenario con Carlos Santana en León Guanajuato, ante más de 30 mil asistentes.

Es en 1990 cuando Kenny se separa de su pareja Ricardo Ochoa, es por ello que para continuar su carrera decide convertirse en solista y junto con Felipe Staiti de los enanitos verdes, Lino Nava y Bola Domene de La Lupita y con Nabo en el bajo, comenzaron una gira por México y Estados Unidos en donde se reafirmó que la cantante tenia bastantes seguidores.

En 1992 Discos Denver edita el disco “Toda la noche sin parar”, un disco de éxitos de los discos anteriores y que incluye una versión acústica de “No huyas de mí”, la cual le daba vigencia entre las nuevas generaciones de rockeros, además de seguir participando como emblema de la mujer rockera, en donde en varios eventos participa con El Tri y con Alex Lora, reconociéndola como la “representante femenina del rock nacional”.

En 1993 se produce un disco inédito producido por Jorge “Chiquis” Amaro de nueva forma para Discos Denver resultando como sencillo “Si tú no estás aquí”, este álbum gano el premio “Nuestro rock” como disco independiente.

Es en 1995 cuando Kenny conoce a Edgar Carrum, un músico al que ya había visto tocar en otras ocasiones y de pronto se armó el flechazo entre ellos, convirtiéndose en la pareja de la cantante, llevándole 20 años de diferencia, con el músico arman el proyecto “Kenny y los nuevos eléctricos”, en donde comienzan a trabajar nuevos proyectos ya estableciendo su base en Guadalajara.

En 1996 Kenny es invitada a participar con una sesión especial de fotos en la revista para caballeros Playboy, en donde participa como modelo sin ropa en la edición de Agosto de ese año.

En 1999 de nuevo bajo el sello de Discos Denver, el 10 de Abril se graba un concepto electro acústico el cual llevo por título “Sensaciones electroacústicas”, un material que se graba en el Hard Rock Live en la Ciudad de México y del cual se desprendió el sencillo “Debes regresar”, canción compuesta por Aleks Syntek y que fue un video que roto en los canales de videos del país.

Esta producción cierra un ciclo de 20 años en la carrera de Kenny y en este tiempo se dedicó a dar pocos shows, escribir nuevas historias y confeccionar ropa, cosa que le encanta, por ello ha combinado la creación musical con la confección, dándole rienda suelta a su creatividad.

En el año 2000 se graba “Alma Beta”, retomando el concepto “Kenny y los eléctricos”, esta vez con invitados como Luis Manuel Ortega en el violín y el Sr. González en las percusiones, en donde sobresale el sencillo “Dicen por ay”, el cual tiene una gran aceptación en los medios.

En el 2001 colabora en la grabación de la canción “No podrán parar el tren” de la banda metalera Leprosy, en donde el público la acoge perfectamente y le da el nombre de la emperatriz del rock mexicano.

Para el 2002 se edita un álbum de “La Historia” en donde se graban varios éxitos, pero Kenny decide hacer un nuevo material en vivo al que titula “Kenny Fest”, que incluye material inédito y canciones con invitados especiales.

En el 2004 la banda de nuevo entra al estudio para grabar lo que lleva por título “Sicodelia”, trece temas inéditos y un cover “Paloma negra”, este disco cuenta con la participación de músicos como José Manuel Aguilera, Tony Brown y Julio Díaz de Santa Sabina.

De igual forma la canción “Se mujer” en el acústico de Haragán y compañía en donde Kenny es invitada a participar en los coros, se convierte en un nuevo clásico del rock en México, dándole vigencia a la “emperatriz del rock mexicano” y logrando que sus temas nuevos se coloquen en el gusto del público.

Con presentaciones junto con bandas de todos tipos, en festivales, en teatros en pequeños foros, Kenny no deja de tocar y de estar permanente en el gusto del público, es por esto que en 2010 por primera vez entra al cartel del Vive Latino, en donde el público le brinda un gran recibimiento, haciendo que derrame lágrimas de gusto por seguir después de más de 30 años en el gusto del público y con su jerarquía en el rock nacional.

Ha participado en colaboraciones con artistas como Charlie Monttana, El Tri, Aleks Syntek, Haragán entre muchos otros en donde su voz se ha convertido en emblema para las chicas que siguen sus pasos en la carrera por el rock.

En 2018 Kenny es parte del cartel del Festival Force Fest, en donde presenta lo mejor de su repertorio ante un público de varias edades, que son cautivadas por la fuerza de la rockera de México, el reconocimiento del público por su carrera es el pago más grato a su constancia y su permanencia en el rock mexicano.