Banda del mes

 Rodrigo Levario Morúa

Rodrigo Levario Morúa

Votos: 14 Puntos: 69

Es en 1959 cuando en las inmediaciones de la zona militar de la ciudad de México, nace Rodrigo Levario Morúa, quien vive una infancia muy feliz aunque con instrucción militar gracias a que sus padres eran parte del ejército, así es como Rodrigo junto con sus dos hermanas tenían muy de cerca esta cultura militar, aunque Rodrigo siempre fue muy inquieto lo que hizo que desde muy pequeño le gustara el asunto de la música. 

Fue en la secundaria número 66 en donde comienza a tener el primer encuentro ya con la música, juntándose con amigos mayores a él, quienes le prestaban discos para que los escuchara en su casa y fue por el año de 1975 en que Rodrigo comienza a practicar con una guitarra de un vecino llamado Gerardo, quien lo invita a sumarse a la banda del barrio junto con otro amigo al que apodaban el Tata. 

Es hasta que Rodrigo cumple los 16 años que su padre le compra una guitarra acústica, pues en aquellos años, comprar una guitarra eléctrica era complicado, pues eran productos que se debían importar desde los Estados Unidos, con esta guitarra comienza a ser autodidacta y de oído saca canciones de Muddy Waters de dónde saca su muy marcado estilo por el blues puro. 

Esta primera guitarra le es robada a Rodrigo, después de una pelea callejera entre los de su secundaria con un grupo de porros, quienes se interpusieron a los del colegio, saquearon a todos perdiendo así su instrumento. 

Es otro vecino, apellidado Paniagua, quien les presta el lugar de ensayos junto con el equipo, haciendo así su primer grupo, “Espiritus”, el cual dura solo 3 meses, aunque Rodrigo no quita el dedo del renglón y así arma sus siguientes bandas Eco Sound y Moonlight, con las cuales también dura poco tiempo y ya es con REGS, con la que por lo menos comienzan a tocar en fiestas y ser conocidos con familiares y amigos. 

Es precisamente de esta banda que Rodrigo encuentra mayor solidez en FLASH, banda con la que comienza a tocar y a hacerse de equipo, aunque Enrique “El mosco”, dueño del lugar en donde ensayaban decide cambiar el equipo por un auto Renault, con lo que Rodrigo se ve obligado a buscar ya trabajo en medio de una preparatoria que le cuesta trabajo, pues nunca asiste por estár buscando trabajo como músico, aquí es en donde se integra a la banda Bloody rock, en donde comienza a perfeccionar la forma de tocar la guitarra, aprendiéndose canciones en ingles que tocaban en varios bares de la ciudad de México, en donde comienza a ganar sus primeros sueldos ya como músico. 

En estos bares comienza a conocer gente como Vitorino, Mara, Los Hitters, Javier Batiz,Rockdrigo Gonzalez, con quienes de pronto comienza a enlazar amistad, de hecho una de las primeras chambas con grupos profesionales es precisamente en la batería con los Hitters, con quienes se avienta una temporada larga, a finales de los años 70, para después pasar a las filas de los músicos de Vitorino, a la par de su grupo DAMA, en donde junto con Juan Salcedo y Carlos Valerio comienzan a tocar canciones propias con una identidad mucho más jovial, con la voz de Arturo Brown quien dejaría la banda para incorporarse al grupo Mara. 

Juan Salcedo comienza a tener problemas con Carlos Valerio y Rodrigo interviene, pues el sonido de la banda ya era bastante bueno como para comenzar a probar suerte ya en las ligas mayores y sobre todo con oportunidades para grabar su música en estudios profesionales y con miras a grabar un disco, además el que fuera en ese momento armoniquista de Javier Batíz, quien ya tenía un lugar en el mundo de las discográficas, se integra a tocar en DAMA, pues considera que es una de las bandas con mejor sonido de blues y a la salida de Juan Salcedo , se integra un joven Ramón Cabrera, quien le daba un buen toque al blues. 

Por estas fechas, Rodrigo hace unas pruebas para integrarse a Three Souls in my mind, pero Charly Hauptvogel le cierra la puerta, aunque Alejandro Lora ya le sigue los pasos y se convierten en buenos amigos, por lo que Levario decide seguir con DAMA y buscar ese deseado disco. 

Así es como comienza la década de los ochentas, tocando en bares en Insurgentes, Satélite y la condesa, alternando el hueso con otras bandas para ya ahora si dedicarse profesionalmente a la música, teniendo la oportunidad de conocer a sus ídolos de la juventud y alternar con ellos, además de conocer a jóvenes talentosos que también buscaban una oportunidad en los bares como Rockdrigo González, con quien Rodrigo entablo una amistad de mucho respeto, pues el llamado “profeta del nopal” reconocía en Levario a un gran músico además de una persona muy fácil de tratar, por lo que compartía algunas canciones que necesitaban arreglos y algún toque para que pudieran ser publicadas. 

En estas fechas aun eran frecuentas las prohibiciones del rock en la ciudad, pues la policía aun efectuaba las “racias” que eran encuentros transigentes a los cafés cantantes y bares en donde se tocaba rock, sembrando droga o haciendo cualquier pretexto para cerrar estos lugares, por lo que era difícil que los músicos permanecieran en las bandas pues eran amedrantados y temían por su vida. 

En medio de este cambio que presentaban los años 80, el grupo DAMA, graba un primer material discográfico, el cual es supervisado por Rafael Salgado y editado por discos WEA, lo que les abre camino en los medios de comunicación y en mejores condiciones de trabajo. 

Es en 1985, cuando un terremoto sacude a la ciudad de México y afecta en miles de viviendas, entre las que se encuentra la de el tamaulipeco Rockdrigo González, quien fallece al instante, a las 7:19 de la mañana del 19 de Septiembre, en su domicilio en la calle de Bruselas en la Colonia Juárez, ocasionando una gran pérdida para el movimiento de rock nacional que se comenzaba a gestar en aquellos bares de la glorieta de insurgentes. 

Fue precisamente ese año cuando Mireya Escalante, quien argumento ser madre de la única hija de Rockdrigo, Amanda Lalena, busca a Rodrigo para que grabaran el material que ya se tenía contemplado grabar con su propia banda unos días después del terremoto, cosa que los integrantes de DAMA tomaron como una especie de tributo para uno de los amigos que estaban en el Wendys pub y que obviamente debían ser los que dieran memoria a la música de González. 

Todo estaba sincronizado, ya estaban elegidas , rolas como “Asalto chido”, “Que feo estoy”, “Déjame tranquilo”,  ya habían sido elegidas para el material, solo faltaba una de las canciones para que fueran 10 las que constituyeran el disco a lo que Rodrigo Levario decide retomar una vieja canción que Rockdrigo cantaba con su armónica y guitarra en los encores del Wendys Pub de Insurgentes, “No tengo tiempo de cambiar mi vida”. 

Este disco grabado en la voz Rodrigo Levario, en el bajo Carlos Valerio, batería Ramón Cabrera, en el saxofón Octavio Espinoza “El Sopas”, fueron los encargados de lanzar esta producción que rápidamente se coló en el gusto del público irónicamente con la canción de “No tengo tiempo de cambiar mi vida”, con la que comenzaron a colarse a otros medios como el grupo “autorizado” a tocar las canciones del fallecido González. 

Rafael Salgado no graba en este material porque comienza a trabajar con Alex Lora en el nuevo proyecto de El Tri ya sin Charlie Hauptvogel, pero al haber salido el disco tributo a Rockdrigo comienzan a alternar en varias tocadas. 

Una de las historias más contadas por quienes eran parte de DAMA, era la dificultad por reconocerlos, pues a Beto Fink, diseñador del rock mexicano quien hizo los logotipos, carteles y demás signos del rock nacional de principios de los 80 hasta mediados de los 90 y quien fue encargado de la portada de este disco, decidió hacer un logotipo grande con la leyenda “Heavy Nopal” refiriéndose a un nombre para el disco, con el remate “Lo mejor de Rockdrigo Gonzalez” interpretado por el grupo DAMA, lo cual fue un conflicto, pues en algunas estaciones de radio les llamaban la banda Heavy Nopal, en otros lados eran la banda de Rockdrigo, tributos etc., por lo que fue complejo entender el concepto, a lo que en 1989 se decide por dejar como Heavy Nopal y desaparecer DAMA. 

Mientras el disco seguía moviéndose como uno de los más buscados del rock nacional, la banda se convierte en un icono indispensable que además comienza a salir de gira por los Estados Unidos después de haber grabado discos como “Nopalica”, “Es por ti” en donde logran entrar a los medios en programas como Paco Stanley, Ricardo Rocha o el Sr. Carbajo quienes abrieron sus espacios para presentar a Heavy Nopal quienes además se convertían en una banda que alternaba indudablemente con Banda Bostik, Mara o El Tri quienes ya eran los sólidos de la escena del rock. 

Tocando en espacios que se comenzaban a abrir al rock, algunos teatros, algunos espacios culturales, pero predominaban los conocidos “hoyos funkies” en donde las condiciones para tocar eran casi nulas, pero la banda se reunía y asistía para escuchar a las bandas que durante la primer parte de la década de los 80 y que aún existía marginación y evidentemente miedo hacia el rock mexicano. 

Rodrigo Levario fue invitado en 1989 a grabar y producir un disco que desde el principio se sabía que sería un material icónico, el conocido disco rojo del debut de Luis Álvarez el “Haragán”, quien aún no armaba del todo su banda y en donde trabajaron un gran disco. Así como con Luis, Rod colaboro con Javier Batiz, Jonhy Laboriel, Charlie Monttana, Alex Lora, Santa Sabina, Tex Tex, entre otros. 

Este acto, molestaba un poco a sus compañeros de la banda, pues pensaban que Rodrigo actuaba en extremo egocentrismo y que por eso colaboraba con otras bandas, dejando un poco de lado Heavy Nopal, además de comenzar a tener conflictos con la posesión de la banda, el nombre las decisiones, eso también mezclado con los excesos, la fiesta y el dinero. 

Para Rodrigo era difícil la situación, pues él se sentía muy incómodo, pero por otra parte era la voz de Heavy Nopal, lo que hacía que le diera cierta responsabilidad seguir con la banda, pero los problemas sobre todo con Juan Salcedo cada vez eran más fuertes e incomodos y es por esto que en el 2002 Rodrigo deja Heavy Nopal. 

Pensando que le sería fácil comenzar una carrera de solista, pues era el front man de Heavy Nopal, se encontró con una realidad diferente, la gente no lo reconocía, los promotores no le dieron el lugar y lo trataban como una propuesta nueva, a pesar de ya tener dos discos solistas “Es por ti” y “20 años de Rod n roll”. 

Graba en este año el disco “Que paso mi chavo” con el que de nuevo comienza a picar piedra, experimenta en los Estados Unidos con una gira de presentación del nuevo concepto, el cual poco a poco es bien recibido, por cantar canciones que tenía montadas previamente con Heavy Nopal. 

Graba los discos “Un pedido más” y es invitado a recorrer todos los penales de la ciudad, teniendo como resultado el disco “En vivo desde Cana”, con el que se da a conocer ya como solista aun con el apoyo de la disquera Discos y cintas Denver, con quien después de esto graba “en concierto desde Toluca”, pero Rodrigo comienza a ver que los tiempos de los discos comienzan a cambiar y es por eso que retoma el proyecto de su disquera independiente “Calaca records” y graba su primer material independiente “Quiero ser un punk”. 

En esta época, Rodrigo comienza a entender la importancia de armar un equipo y consolidar al grupo, como una organización, por ello comienza a trabajar con su hijo para hacer mancuerna y tener control sobre toda su carrera ya sin el apoyo de disqueras o managers. 

Rod Levario incursiona en el mercado argentino en donde es invitado a participar en el homenaje latinoamericano a los Rolling Stones, siendo el único guitarrista mexicano en participar en el material. 

En el 2008 Rodrigo es invitado a ser guitarrista de Tex Tex en él Vive Latino, en donde comparte el escenario principal en un show impresionante, en donde los muñecos tocaron todos sus éxitos y Rodrigo fue parte de esa experiencia. 

En la primera década de los años 2000 Rodrigo se dedica a hacer proyectos musicales productivos, entre los que se encuentra “Very Jazz” con el que graba un disco en donde deja evidente que es uno de los mejores guitarristas de México. 

En el 2010 Rod Levario recibe el reconocimiento “El disco ha muerto” otorgado por la estación de radio en línea Riff111 por su trayectoria y comienzan una serie de presentaciones en escuelas y centros culturales, además es el grupo que encabeza la celebración del 9 aniversario de la misma. 

Rod Levario participa en el 2011 en un evento único e irrepetible en los 20 años de Liranroll en el Auditorio Nacional, en donde con lleno total se vivió un festejo de rock que paso a la historia. 

Todo este trabajo le da como resultado la invitación al Vive Latino 2012 ya como Rod Levario en donde con una exitosa presentación se le reconoce todos los años como icono del rock nacional, este festival le abre las puertas en propuestas mediáticas y comienza a tocar en diferentes lados. 

En 2015 se prepara un evento único, el festejo de Rod Levario por 36 años de carrera artística en el Centro de Convenciones de Tlalnepantla, el cual será grabado en CD/DVD, además de tener invitados especiales que comparten el escenario con el interpretando canciones de su autoría, en donde personajes como Luis Álvarez, Toño Lira, David Lerma “Guadaña”, Aurelio Bravo, Omar Castro, Antolín Torres, Miguel Núñez “Lagarto”, Mario Noriega, hacen que el recinto llegue por primera vez en un concierto al lleno total, rebasando las 11 mil personas en asistencia, haciendo un concierto único. 

Rod Levario sigue produciendo material y presentándose en un sinfín de lugares en donde es requerido y en donde su música sigue siendo un referente para las generaciones que comienzan en el camino del rock.