Banda del mes

 Three souls in my mind

Three souls in my mind

Votos: 8 Puntos: 33

Charlie Hauptvogel y Alejandro Lora se hicieron amigos en la secundaria y tras compartir clases de música y presentaciones en la rondalla de la misma, ambos congeniaron por su gusto hacia el rock n roll, que comenzaba a llegar a nuestro país por medio de discos que comenzaban a llegar a tiendas especializadas y de intercambio entre los amigos, así fue cuando ambos jóvenes deciden hacer un grupo, que al principio tocaba sus versiones de canciones de los rolling stones para fiestas privadas y reuniones escolares. 

 

La primera vez que se pararon en una fiesta concurrida, fue la presentación de un equipo de futbol americano de la zona del DF, ahí fue cuando Charlie Hauptvogel y Alejandro Lora se dan a conocer entre la juventud que seguía a rocknroll como una forma de música que los representaba, desde el principio el carisma de Alejandro con la gente, fue uno de los factores que hicieron interesante al público. 

Comenzaron a escribir canciones propias, pero lo hacían en inglés, pues se acostumbraba a pensar que al ser música anglosajona, no se debería perder esa idiosincrasia y la banda comenzó a tener más presencia en la escena que comenzaba a propagarse en los cafés cantantes y en foros en donde se llevaban a cabo fiestas juveniles en donde se bailaba rock. 

 

En 1971 una serie de promotores juveniles como Armando Molina y Luis de Llano, organizan una fiesta mexicana juvenil en el condado de Avándaro, en el Estado de México, en donde se llevaría a cabo una carrera de autos y después un concierto con bandas de rock que eran el centro de atracción de la juventud en México, bandas como Dug dugs, Tinta Blanca, La revolución de Emiliano Zapata y Javier Batíz, se presentarían como las cabezas del cartel. 

11 de Septiembre de 1971 era el día en que se llevaría a cabo este encuentro, que rebaso las expectativas, después de la alta represión a la juventud en 1968 y una vez más ese mismo año , los jóvenes estaban sincretizados con el clamo de los jóvenes del mundo, lo que significó el movimiento Hippie, la paz y el amor, por la mañana de ese día, más de 10 mil jóvenes comenzaban a armar sus tiendas de campaña para tener un lugar en el concierto, la gente seguía llegando hasta congregar más de 300 mil jóvenes en aquel espacio de campo como una consigna meramente hippie, a la que se le dio el nombre de “Jipitecas”. 

 

La cabeza de cartel estaba reservada para quien en ese momento era la estrella principal del movimiento, Javier Batíz, quien tocaría para cerrar la jornada, pero había tanta gente intentando llegar al lugar que fue imposible para Batíz y sus músicos llegar al lugar en donde se realizaba el concierto, por lo que el espacio estelar lo tuvieron los jóvenes de Three Souls in my mind quienes aprovecharon la oportunidad de hacerse masivos. 

 

Despues  del festival la banda comenzó a ser mas conocida  y mas por la represión que tomo el gobierno en contra de las manifestaciones juveniles, es por esto que el rock comienza a ser relegado a la periferia de la ciudad y surgen los hoyos funkie, que eran espacios como estacionamientos o garajes en donde clandestinamente se hacían tocadas de rock y fue precisamente Three Souls in my mind quienes comienzan a abrir estos espacios. 

Es en este mismo año graban su primer disco, con canciones originales pero en inglés, este disco es distribuido también clandestinamente pues aún no había gran difusión del rock. 

 

Ernesto de León en la guitarra, Charlie Hauptvogel en la batería y Alex Lora en el bajo, tocaban en cualquier oportunidad, la banda comenzó a destacarse entre los chavos banda que eran quienes los seguían, graban un par de discos más que también son distribuidos con baja maquila y baja edición de copias. 

 

En 1973 graban un disco en español, lo que hace que aún mas gente se sume al gusto de la banda, un disco crudo, como jamás se había hecho uno en México, con canciones como Chavo de onda o perro negro que hablaban de situaciones y temas que la gente conocía y con las que se identificaba, este disco marca la diferencia y se convierte en un emblema del rock no solo en México, si no en español. 

La banda sigue tocando por todos los lugares que van abriendo, en condiciones definitivamente no optimas, arriesgándose a electrocuciones, caídas, lluvia y hasta atracos. 

 

La disquera Cisne- Raff es la primera que confía en la banda y graban otro disco en 1977 “Es lo mejor” ya con una carrera forjándose en los hoyos funkies, contando con algunos instrumentos y una camioneta, esa era la infraestructura de la banda y había días en que tenían 4 o 5 tocadas, se debían desplazar por toda la ciudad con esa infraestructura, con ellos montando todo y llevándolo de regreso, una actitud titánica la que llevaban a cabo. 

La banda comienza a ser también un símbolo de denuncia y un símbolo del uso del lenguaje, pues en los conciertos Alex Lora abiertamente “mienta la madre” al gobierno y se dirige a la gente con el calo de las groserías, haciendo empatía con la gente que iba a los conciertos  y poco a poco se daba a conocer con frases como “Vamos a ver al chaparrito que grita groserías…”.

 

Además comienzan a escribir duras protestas contra el gobierno, contra el sistema y contra una realidad que se vivía, pero que nadie se atrevía a contradecir, es en 1977 cuando graban “La devaluación” un disco con canciones de alta protesta que además contenían un sonido único que no había destacado en el rock que se hacía en México, pues los grupos que tenían cabida en la televisión comenzaron a inclinarse por baladas románticas y por canciones que no atentaban a las “buenas costumbres mexicanas”. 

 

Los discos de Three Souls in my mind, raramente tenían acceso a los medios de comunicación, de hecho era casi inexistente su presencia, de pronto en programas universitarios en la radio o en algunas emisiones de televisión pública, pero definitivamente por el contenido de sus letras y por su acción contestataria, Three Souls in my mind se relego a tocar en los hoyos funkies en donde de boca en boca lograban un verdadero batallón de seguidores. 

En 1978, en un acto casi revolucionario, la banda graba un concierto que se realiza en el Reclusorio Oriente, una muestra del arraigo con la raza, con todos aquellos que no tenían voz en un gobierno que estaba plagada de doble moral y que no entendía las nuevas expresiones, este disco fue uno de los grandes retos de la época, pues el despliegue de equipo para la grabación de la tocada fue un verdadero reto. 

 

Hasta el momento Ernesto de León, Alex Lora y Charlie Hauptvogel entendían hacia donde iba la banda, convivían en las tocadas, eran un equipo que tomaba su actividad al 100 por ciento, cuando no estaban tocando, ensayaban y componían o grababan disco, pero la banda se convirtió en su estilo de vida, uno que ellos mismos inventaron, pues no existía una industria que los respaldara. 

 

Siguieron los discos “Que rico diablo” en 1979 y “El blues del eje vial” en 1980, en donde aun fluía el trabajo de la banda, en donde además comenzaban a sumarse músicos y grandes talentos a la escena, como Rockdrigo González, Cecilia Toussaint, Enigma, Mara entre otros que ya comenzaban a trabajar en conjunto y que ya iban ganando espacios para presentarse y tener mayor oferta para la juventud que estaba ávida de rock. 

 

Fue en los últimos tres discos, “dementes” de 1981, “Viejas rolas de rock” 1982 y “Renovación moral” en 1983, cuando la relación comenzó a mermar en la banda. 

Cuentan los cercanos a ellos que la relación entre Alejandro y Charlie comenzó a estar tensa por cuestiones de derechos en las canciones, derechos sobre el nombre de la banda, sobre la repartición de sueldos y sobre todo en las decisiones del rumbo de la misma.

 

Esto aunado a que la esposa de Alejandro, Celia Lora, comenzaba a involucrarse en la administración de los eventos, pues al no existir una industria que los respaldara, la gente cercana a la banda tenía que organizar sus propios eventos y responsabilizarse del control de los boletos, la comida, la bebida y muchas veces hasta de sacar de los ministerios públicos a los músicos por la represión aun existente en esos tiempos. 

 

Las ultimas tocadas ya no eran iguales, había un claro distanciamiento entre Charlie y Alejandro, el público quería más, en ningún momento se desangelo o se hartó de la banda, por el contrario, cada vez eran más los seguidores que estaban presentes. 

 

Para finales de 1983 se planeaba hacer un disco el cual entraría al estudio a principios de 1984, pero los problemas internos, comenzaron a aplazar la fecha los músicos no estaban cómodos y de pronto Alejandro decide dejar la banda. 

 

Charlie Hauptvogel por el contrario se queda con los derechos comerciales y de autor del grupo, por lo que a la salida de Alejandro, comienza el reordenamiento de la banda y se preparan para grabar un nuevo disco que sale hasta 1987. 

 

La disquera mientras tanto edita 15 éxitos en concierto en 1986 y aprovechan para reordenar la alineación de Three Souls in my mind. 

 

En 1986 la alineación se conjunta con Roberto Milchorena “El oso”, Juan Hernández en la guitarra, Cesar Roque, Alejandro Ramírez, Juan Briones, Rodrigo Montelongo, con quienes comenzaron a tocar y continuar la leyenda de la banda.

 

En 1987 sale el  disco “Fuimos, somos y seremos…”  en donde el sonido de la banda se enriquece con piano, armónica y saxofón, ahora con la voz de Charlie.

 

La banda comienza a tocar para un público más añorante y en espacios mejor acondicionados para los conciertos.

Sacan los discos “Tres almas en mi mente” y “Dos décadas” el mismo año, 1988, cuando en los medios comienza a abrirse un momento denominado “rock en tu idioma”, con bandas argentinas, españolas y algunos mexicanos, en donde el trabajo de bandas como el Three Souls in my mind se comienza a reflejar con una nueva camada de músicos con otras propuestas musicales y con otro sentido musical.

 

Los últimos dos trabajos discográficos datan de 1989, “11 al 2000” y “universo rareza”, los cuales son lanzados en 1989 con muy baja difusión. 

 

Charlie Hauptvogel cambia su residencia a Playa del Carmen, Quintana Roo, desde donde aún toca cada que es contratado. 

La banda se presentó en Querétaro en el 2012 en el festival “Queretarock Vive”, en donde la banda abarroto el Club de Leones para ver al legendario grupo. 

 

Así mismo en el 2015 la banda se reúne en la Arena Ciudad de México en el festival “Urban rock fest”.

Después de ese Festival, Charlie Hauptvogel sufrió una fuerte infección intestinal que lo tuvo hospitalizado por más de una semana, saliendo con bien. 

 

Desde 1984, la separación de Alex Lora de la banda, ha sido un tema constante para Hauptvogel, lo cual no ha resultado hasta el momento y es algo que la banda de rock desea que se haga pronto.